¿Qué es Incubacoop?

Es un dispositivo institucional pensado para acompañar la creación de nuevas experiencias cooperativas en campos estratégicos o de oportunidad, orientado a generar iniciativas en áreas intensivas en innovación y conocimiento. Busca promover el desarrollo del cooperativismo uruguayo en sectores en donde tradicionalmente no ha emprendido.

Según las investigaciones nacionales e internacionales, la baja densidad cooperativa frente a otras formas empresariales- opera de obstáculo para la dinamización del sector.

La incubación es una de las estrategias recomendadas para revertir este estímulo en contra.

La Incubadora de Cooperativas no solo podrá apoyar a los colectivos que se acerquen con ideas o proyectos, sino que actuará como difusora de las posibilidades de emprender cooperativamente, en particular en aquellos campos que se consideran más propicios o de mayor impacto.

También se propone un permanente trabajo de identificación de oportunidades de negocios, y tendrá la tarea de actualizar el mapeo sectorial de carácter prospectivo.

Durante todas las etapas de incubación se realizará un seguimiento del proceso cooperativo, no solo en su perspectiva económica y del negocio, sino desde la dimensión social y asociativa.

Los socios de la incubadora pondrán a disposición de los emprendimientos incubados otras posibles herramientas de asistencia y financiamiento, para lo cual se procurará establecer acuerdos con otras instituciones que puedan aportar otras capacidades y recursos que faciliten el éxito de los proyectos acompañados.

También se realizará un esfuerzo para la promoción de iniciativas de cooperación entre cooperativas,

especialmente facilitando la provisión de insumos o servicios a cooperativas insertas en los sectores más

dinámicos, apostando al desarrollo de cadenas y redes intercooperativas.

¿Por qué surge la Incubadora de Cooperativas?

El sector cooperativo ha tenido un histórico rezago en la disposición de instrumentos que orienten su accionar y el de las políticas públicas, en términos de promoción y fomento, para el surgimiento y generación de emprendimientos cooperativos en sectores dinámicos de la sociedad; sectores de actividad que sean, a la vez, consistentes y atractivos para el desarrollo del cooperativismo.

Para avanzar en la promoción y desarrollo de nuevos proyectos y emprendimientos en áreas preseleccionadas desde una visión proactiva del cooperativismo, las instituciones socias desarrollaron un proyecto de mapeo para la identificación de sectores de actividad estratégicos o que representaran una oportunidad para el desempeño de nuevas experiencias.

Esta inquietud, presente desde hacía tiempo en el movimiento cooperativo, tuvo eco tanto en las autoridades del Ministerio de Industria, Energía y Minería (MIEM), como del Instituto Nacional del Cooperativismo (INACOOP). Junto a la Confederación Uruguaya de Entidades Cooperativas (CUDECOOP) se inició el diseño y puesta en marcha de estas iniciativas de mapeo e incubación.

Por otra parte, la presente propuesta busca aprovechar los aprendizajes de las experiencias de incubación de empresas en el país (Ingenio, Khem, Emprenur, entre otras), así como las experiencias internacionales de incubación cooperativa (Saiolan, Incubadoras Tecnológicas de Cooperativas Populares en Brasil, entre otras), para fomentar el desarrollo del modelo cooperativo.

Algunos conceptos

Mapeo

El mapa de sectores estratégicos o de oportunidad para el desarrollo cooperativo se elaboró con la finalidad de identificar algunas áreas de actividad económica en donde sería más factible y de mayor impacto el apoyo para la creación de nuevas cooperativas. Este mapa se estructura sobre la base de dos ejes: oportunidades y posibilidades.

Posibilidades

El eje de posibilidades intenta mostrar la forma en que las cooperativas se comportarían, en cada sector, tanto a partir de variables que hacen al propio sector (grado de concentración empresarial, intensidad de capital, apertura a nuevos jugadores, cultura empresarial, etc.) como a otras que buscan dar cuenta del desempeño cooperativo dentro de estos (presencia y significado cooperativo, comportamiento potencial de acuerdo a la experiencia comparada, etc.).

Oportunidades

El eje de oportunidades procura dar cuenta de la dinámica económica específica de cada sector económico, a partir de un conjunto de información relacionada con su peso económico en el país, su generación de valor, su significado en las exportaciones, el empleo que crea, etc. También toma en cuenta su carácter estratégico en relación a su capacidad de generar innovación y la forma en que es priorizado o no desde la política pública, entre otras variables.

¿Cómo se hizo
el mapa?

Con el fin de identificar los sectores más interesantes para la promoción de nuevos proyectos cooperativos, se seleccionó un conjunto de información, basada fundamentalmente en el trabajo “Estrategia Uruguay III Siglo – Aspectos productivos”, elaborado por la Oficina de Planeamiento y Presupuesto (OPP) en el año 2009.

Finalmente se abordaron unos 44 sectores, que fueron integrados en cuatro grupos. Dos de ellos reunieron sectores según su nivel de dinamismo, ventajas competitivas naturales y potencial innovador (grupos A y B). Se agregaron dos grupos más, conformados por sectores no tratados por el trabajo de OPP: servicios en general no transables y turismo (grupo C); y sectores de interés social (grupo D).

Se seleccionaron variables de dinamismo sectorial y de desempeño cooperativo y se definieron baremos (escalas) para valorar su comportamiento. Ello permitió tener una aproximación al movimiento de cada sector económico en los últimos años en el país (que informa sobre su carácter estratégico y su dinamismo económico), al tiempo que visualizó las posibilidades y presencia del cooperativismo en ellos.

Incubadora…
¿para quiénes?

Sectores priorizados

Teniendo en cuenta que acompañar la transformación de ideas en proyectos –y de proyectos en cooperativas- implica un importante esfuerzo y recursos, las iniciativas a ser incorporadas en la Incubadora de Cooperativas serán seleccionadas en función de varias características. En primer lugar, se priorizarán aquellas propuestas que se orienten a sectores previamente identificados como estratégicos o de oportunidad en el mapa sectorial de oportunidades.

Los sectores a ser priorizados son fundamentalmente aquellos que se identifican en el cuadrante superior derecho del mapa, es decir los que cuentan con altas oportunidades y posibilidades. En particular, se trata de aquellos sectores donde aún la presencia cooperativa no es alta, pero tiene importantes posibilidades.

Algunos de estos sectores son software y TIC (tecnologías de la información y comunicación); diseño; audiovisual; biotecnología; turismo; transporte y logística; construcción; energías renovables; salud; y educación.

También se considerarán otras experiencias que, aunque se encuentren fuera del cuadrante priorizado por los resultados del mapeo, tengan vocación de desarrollarse a partir del encadenamiento con sectores tractores.

Estrategias genéricas por cuadrante:

Para los emprendimientos en cada cuadrante del mapeo se han establecido sugerencias genéricas de acción, de acuerdo a los desafíos generales que enfrentan dada su ubicación de oportunidades y posibilidades.